Luz de la Paz de Belén

La Navidad es un momento especial en el que nos reunimos todos y todas para celebrar el nacimiento de Jesús en Belén. Ésta, es una tradición que se ha ido transmitiendo de generación en generación dentro de nuestras Comunidades. Del mismo modo, dentro del escultismo tenemos nuestras propias tradiciones y hoy, os presentamos una de ellas: La Luz de la Paz de Belén.

El proyecto es una iniciativa de Scouts y Guías de Austria que, con la colaboración de Scouts de diferentes países de Europa y otros continentes, reparten la Luz de la Paz encendida cada año por un niño o niña austriaco en la cueva del Nacimiento de Jesús en Belén.

La luz de esta vela es propagada desde Viena por todo el mundo y a todas las comunidades gracias a estos grupos eskaut. Allí, unas semanas antes de Navidad, se reparte la Luz a todas las delegaciones asistentes para que la hagan llegar a sus respectivos países con un mensaje de Paz, Amor y Esperanza, como el propio Jesús.

Posteriormente, desde el grupo eskaut Urbegi Bizia, y más concretamente los Trebeak (jóvenes de entre 16 y 18 años), hacemos todo lo posible para acudir a recibir la Luz de la Paz de Belén en el lugar acordado de España donde nos reunimos con muchos más grupos eskaut de la península. Así, todos estos eskauts la distribuimos por parroquias, hogares particulares, hospitales, residencias de ancianos, prisiones y otras asociaciones de sus respectivos pueblos y ciudades.

Esta luz implica algo más que simplemente portar una vela, pues no debemos llevar ese símbolo solamente en nuestras manos, sino también en nuestros corazones, para que con esa luz que portamos iluminemos el mundo y seamos agentes activos del mensaje de Jesús. Jesús dijo una vez: “Yo soy la Luz que ilumina el mundo”. Seamos parte de esa luz.

Por ello, os invitamos a todas y a todos a que esta luz esté presente en vuestros hogares y presida la cena de Nochebuena para recordarnos la importancia de este día y el compromiso que tenemos de construir una sociedad más justa y solidaria como Jesús nos enseñó.